CAMINO DE SANTIAGO

Un viaje enriquecedor, lleno de espiritualidad y cultura. Mezcla de elementos tradicionales y espectaculares paisajes.

Es sacrificio, paciencia y tesón, pero también libertad, paz y desconexión. Buen Camino, peregrino.