Consejos prácticos para hacer el Camino de Santiago a pie

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Resumen del contenido

Aunque también se puede recorrer la ruta del Camino de Santiago en bicicleta o a caballo, en este post nos centramos en la manera más tradicional y común, y que yo más te recomiendo, que es hacerlo a pie.

Seguro que si te estás planteando ir al Camino de Santiago, tengas una serie de dudas existenciales del tipo, ¿y yo desde dónde empiezo el Camino? ¿tengo que ser un senderista de nivel Everest para ir? ¿voy a tener que andar muchos kilómetros? ¿y las ampollas? ¿qué pasa si me salen?

Si vas a ser un peregrino en acción, aquí tienes todos los consejos y recomendaciones para despejar tus dilemas internos y te lances a recorrer 800 kilómetros (o los que sea) sin morir en el intento.

Bajada desde la Cruz de Madera hacia Burgos

Consejos prácticos: Antes de ir al Camino

Si tienes pensado ir al Camino de Santiago, seguramente ya te rondarán por la cabeza ideas sobre qué ruta escoger de entre todas las que hay.

El Camino de Santiago a pie: ¿Qué ruta elijo?

¿Hago el Camino Francés? ¿Mejor el Camino del Norte? ¿O quizá el Camino Primitivo? Mmmmm… Socorro.

Si es la primera vez que te planteas hacer tantos kilómetros a pie, lo más típico es elegir el Camino de Santiago Francés, por el hecho de ser el más popular y el que tiene más servicios. Es decir, donde menos tirado te vas a quedar.

Una vez hayas completado el Camino Francés y sepas de qué va el cotarro, tienes todos los demás Caminos a tu disposición. Así hice yo, y no me arrepiento.

Más que el Camino a elegir, el dilema suele ser desde dónde empezar.  ¿Mi recomendación? Si tienes todo el tiempo del mundo, elige sin duda empezarlo desde el principio. En el caso del Camino Francés, sería desde Saint-Jean-Pied-de-Port o Roncesvalles. En el caso de elegir otra ruta, pues desde donde se inicie.

el camino de santiago a pie
Calzada romana en el Camino Vasco del Interior

Te dejo otros ejemplos:

  • El Francés (parte aragonesa): Puerto de Somport
  • El del Norte: desde Irún (aunque también desde Bayona)
  • El Primitivo: desde Oviedo
  • El Portugués: desde Lisboa u Oporto

Pero alma de cántaro, ¿quién tiene un mes para dedicarlo a andar? ¿no se nos está yendo la cabeza?

La gran mayoría de personas no hacen los caminos completos. Bien porque se ven incapaces de andar tantos días, bien porque no tienen el tiempo, o bien por otras muchas razones lógicas.

Pero los que lo hemos vivido, lo recomendamos por encima del resto de opciones. Necesitarás una premeditación mental añadida y mucha fuerza de voluntad, pero vivirás la experiencia mucho más intensamente que si haces sólo el tramo final.

Como la mayoría de gente no tiene un mes seguido para dedicarlo al Camino de Santiago, también es común empezar al principio e ir haciendo pequeños tramos año tras año, hasta completarlo entero llegando a Santiago. Para nosotros, sigue siendo mejor opción que hacer sólo los últimos kilómetros.

El Camino de Santiago a pie: ¿Es importante una preparación física previa?

A ver, te lo digo rápido y luego te explico. Lo normal es andar una media de 25Km por día durante un montón de días seguidos. Y eso, al menos yo, no lo hago todos los días.

No hay que ser un experto senderista, y menos nivel Everest, eso es así. Pero si no eres una persona fit, acostumbrada a hacer deporte a diario, pues sí, lo primero que necesitas es un poco de entrenamiento previo.

Así que sí. Vamos a tener que darle un poco de caña a nuestra forma física, porque del sofá al Camino, va a ser un poco complicado de afrontar. Ya sean 100 u 800 km.

Calzada romana en dirección a Estella, Navarra

¿Qué debes hacer para entrenar?

Organízate caminatas y rutas de senderismo largas por tu zona durante los meses previos a empezar, sobre todo que los 2 últimos sean a saco. Si puedes añadir tramos de montaña o cuesta arriba, mejor. Así te acostumbrarás un poco a la experiencia. Pero en general, cuanto más deporte puedas hacer, mejor. Eso es obvio.

Importante que estos entrenamientos de los últimos meses los hagas con tu mochila a cuestas, porque no nos podemos olvidar de que la llevaremos con nosotros y eso condiciona mucho.

¿Quieres hacer el Camino y no sabes por dónde empezar?

✅ Si buscas una empresa especializada en el Camino, échale un ojo a la web de Viajes Camino de Santiago. Ellos gestionarán tu alojamiento, la credencial y transportarán tu equipaje para que te dediques solo a disfrutar de la experiencia. Además, ofrecen otros servicios como monitores 24h, y un vehículo de apoyo por si acabar la etapa se te hace cuesta arriba.

Aun así, verás que el cuerpo tardará unos días en hacerse a la idea y por eso, los primeros 10-12 días son los peores que vivirás a nivel físico. Vamos, que te dolerá todo, cuenta con ello. Las agujetas serán criminales.

Si empiezas el Camino Francés, la etapa de Saint-Jean-Pied-de-Port a Roncesvalles, es la más difícil a nivel físico de toda la ruta. Y es la primera. Por eso, cuánto más entrenados vayamos, mejor.

Eso sí. A partir de la etapa 10-12, sentirás que empieza cada vez a costarte todo menos, y en el tramo final, sorprendentemente caminarás como el agua. La explicación es esa. Tu cuerpo se habituará a este modo de vida y poco a poco le irán saliendo cayos. Entonces pasaremos a disfrutar plenamente del Camino.

En parte, por esto es muy recomendable hacer el Camino completo. Si haces solo unos pocos días, no vas a experimentar ese cambio de tendencia en tu cuerpo y puede que sólo te quedes con los dolores de los primeros días.

Consejos prácticos para hacer el Camino de Santiago a pie: camino vasco del interior
Camino Vasco del Interior

¿Y qué pasa si no tengo la forma física necesaria?

Pues relax, que esos éramos mi hermano y yo. Simplemente sufrirás un poco más de la cuenta al principio.

Notarás que en las primeras etapas tienes muchas agujetas, sobre todo en los gemelos y dolores musculares en general. También te fatigarás más, pero eso se soluciona con paraditas a tomar aire.

El Camino de Santiago a pie: Hazte con una app que te ayude a calcular las distancias

En mi caso, usé Strava, pero hay muchísimas más.

Puedes descargarte la aplicación Strava desde aquí:

Descargar Strava para Android

Descargar Strava para iPhone

No es imprescindible pero te ayuda a contar los kilómetros que vas recorriendo y cuánto tardas en cada uno. Son datos que pueden ayudarte a la hora de organizar las etapas.

Consejos prácticos: Una vez en el Camino

Ay madre, ¿Me saldrán ampollas? ¿Y qué hago si me salen?

La respuesta general a esta pregunta es sí. Pero tranqui, que no es un drama.

El Camino de Santiago a pie: Imprescindible cuidar los pies.

Es un hecho que las ampollas son muy incómodas y a veces tan dolorosas que les tenemos un miedo tremendo. Pero no son irremediables.

Sin tus pies, no hay Camino

Lo normal es que haciendo el Camino de Santiago a pie, alguna ampolla o principio de ampolla te llegue a salir. Pero hay una gran diferencia entre que te pueda salir una aislada o que tu pie sea un campo de ampollas y sencillamente no puedas continuar.

La buena noticia es que con cuidados y tratamientos como toca, lo normal es que no tengas problemas y acabes volviendo a casa con unos pies de hierro.

consejos para hacer el camino de santiago a pie
El Camino por Galicia

Si sigues estos consejos, lo más seguro es que te salgan muy pocas o ninguna ampolla. A mí, ninguna. En 800 km.

  • Tu ritual mañanero es vital. Hazte con una buena vaselina o crema para pies secos (ésta es increíble) y cada mañana tu ritual consistirá en embadurnarte bien los pies hasta que estén muy resbaladizos. Puedes reforzar poniéndote esparadrapo en algún punto delicado como los dedos, y luego ponte unos calcetines de senderismo adecuados para caminatas así.

  • Más vaselina. Luego, a mitad de etapa o cuando pares en algún punto, refuerza el ritual poniéndote más vaselina. Si notas que algo te duele en plena ruta, siempre puedes ponerte un Compeed y a tirar. Hay gente que, incluso, se cambia de calcetines a media etapa, pero nosotros no lo hicimos.

  • Ritual al acabar el día. Una vez llegues a donde duermas, lávate muy bien los pies y luego sécalos también muy bien. Y lo más importante, déjalos descansar.
 Aquí tienes más trucos infalibles para evitar las ampollas.

Más remedios para tratar las ampollas: el kit de aguja e hilo

Te sirve el típico pequeñito de los hoteles.

Si te llegara a salir alguna ampolla grande, cuando ya hayas terminado la etapa puedes pincharla con una aguja desinfectada (con alcohol o un mechero), y pasar un hilo por dentro. Deja el hilo dentro un rato o hasta el día siguiente.

Cuando saques el hilo, asegúrate muy bien de desinfectar súper bien la ampolla con agua oxigenada, alcohol o lo que tengas.

¡Ojo! Hazlo muy cuidadosamente porque si se te infectara la ampolla tendrás una de las experiencias más horribles (como le pasó a mi hermano).

Consejo de Odiseo, nuestro viájaro experto

✅ Lleva siempre un Compeed para las ampollas a mano por si necesitas un remedio inmediato a mitad de tu etapa. ¡Es casi mano de santo!

Otros posibles problemas físicos

Aparte de las ampollas, están las temidas torceduras. Ten cuidado e intenta mirar por donde andas, porque el Camino está lleno de tramos con mucha piedra suelta donde es facilísimo torcerse un tobillo o caer rodando cuesta abajo. En tramos así, ayúdate siempre de los mágicos bastones.

La tendinitis es otro de los temidos. Por eso, no seas cabezota y si tienes dificultades para andar, oblígate a hacer paradas cada hora y media para descansar los pies, y por supuesto, lleva SIEMPRE un calzado y calcetín adecuados.

Llegando a Nájera, La Rioja

El Camino de Santiago a pie: Más consejos prácticos a tener en cuenta

En tu mochila, lleva lo justito

En tu viaje a pie, llevarás tu mochila contigo y eso es un añadido en dificultad. No sólo tienes que enfrentarte a andar todos esos km, sino que además, con peso. Por eso, es imprescindible que lleves lo mínimo posible.

 Aquí tienes toda la información sobre qué llevar en la mochila del Camino de Santiago.

Estudia previamente cada etapa

Dirás, ¿y lo que mola ir a la aventura?

Ya sé que ir con la incertidumbre de qué me encontraré puede llegar a ser emocionante, pero es muy recomendable que cada noche antes de la próxima etapa, te molestes en echar un ojo al recorrido para ir con una idea de a lo que enfrentarse.

No es ningún trabajo de investigación. Es mirar datos básicos como los kilómetros que hay, si hay subidas empinadas y largas, si hay bajadas, si es plano, si hay poblaciones, si hay servicios, etc. Así podrás incluso saber donde es posible parar a comer.

Irás ya con un esquema en la cabeza y te ayudará a dividirte la etapa más cómodamente.

El ritmo lo marcas tú y solo tú

¿Para qué correr, si no te persigue nadie? Mi consejo siempre será que tienes que ir con la calma.

Te lo repetiré hasta la saciedad. En teoría, vamos al Camino para estar en paz y conectar con todo lo que se nos ofrece. Al menos así lo interpreto yo. Entonces, ir con prisas puede ser negativo para la experiencia en sí, y para que tu cuerpo se resienta más.

Además, si vemos que no podemos completar las etapas con la soltura que pensábamos, no pasa nada. Mejor acortarlas y amoldarlas a nuestras posibilidades, antes que tener que abandonar. ¡Te lo digo por experiencia!

Aprende a vivir el momento. Disfruta el Camino

Que tu filosofía sea disfrutar de cada momento y cada paso que des. Un carpe diem en toda regla.

Haz descansos, admira el paisaje, disfruta de la naturaleza que te rodea, túmbate debajo de un árbol y échate una siesta si hace falta, quítate los zapatos y báñate en un río, para a tomar algo en ese bar molón por el que pasas, o párate también a hablar con los lugareños, que seguro te cuentan cosas súper interesantes. Para mí, eso es el Camino de Santiago.

Por eso, el Camino Francés es una buena opción porque hay un albergue en cada pueblo, por pequeño que sea. Podemos hacer las etapas como nos de la gana.

Consejos prácticos para hacer el Camino de Santiago a pie: disfruta el Camino

No me digas que después de este post no te han entrado unas ganas enormes de hacer tu mochila y lanzarte a caminar. ¡A mi sí!

Esperamos que todos estos consejos prácticos sobre hacer el Camino de Santiago a pie te hayan ayudado a despejar dudas. Si estás pensando en hacer el Camino, te dejamos más artículos que te ayudarán a organizarlo:

 ¿Quiéres saber más cosas sobre el Camino de Santiago?

Si quieres seguir aprendiendo cosas sobre el Camino de Santiago, te recomendamos que te unas a nuestro grupo de Facebook del Camino de Santiago, donde nosotros y otros muchos viájaros peregrinos comparten sus aventuras y consejos.

Si aun así te ha quedado alguna duda, puedes dejarnos un comentario o escribirnos a alguna de nuestras redes sociales:

¿Estás pensando en hacer el Camino de Santiago?

Las mejores opciones de hostales al mejor precio aquí

Busca el mejor billete de tren o autobús aquí

Encuentra vuelos baratos aquí

5€ de descuento en tu transporte al Camino de Santiago aquí

Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí

¿Quieres hacer el Camino y no sabes por dónde empezar? Infórmate aquí

Las mejores guías del Camino aquí

COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email