La mochila y el calzado, los 2 imprescindibles del Camino de Santiago [Qué llevar]

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Resumen del contenido

Te cuenten lo que te cuenten, para el Camino de Santiago hay que tener 2 cosas hiper claras y estudiadas si quieres que la ruta sea más un disfrute que una tortura. Y esas dos cosas imprescindibles son qué llevar en tu mochila y el tipo de calzado para hacer el Camino de Santiago. Presta atención, que ahora te lo cuento todo.

Imprescindible nivel Top 1: La mochila del Camino de Santiago

El peso de la mochila y, por lo tanto, todo lo que vamos a llevar en ella, es casi la clave de nuestro Camino, porque obviamente nadie está acostumbrado a cargar con mucho peso en la espalda durante muchas horas y días seguidos.

Qué llevar en la mochila del Camino de Santiago: O Cebreiro

¿Qué tipo de mochila hay que elegir para el Camino de Santiago?

Dicen que el tamaño y tipo de mochila dependerá de los días que vayas a andar, pero yo te cuento que desde mi experiencia haciendo 32 etapas, lo que llevé podría ser lo mismo que para andar los últimos 100 km típicos desde Sarria (o desde donde sea). O, dicho de otra forma, que no por estar más días necesitas más cosas.

Para que nos entendamos, la mochila está claro que tiene que ser la típica de senderismo, no una de ir al cole o cosas parecidas, pero fijándonos en algunos detalles que, a mi parecer, son muy necesarios:

¿Cuál es el tamaño de mochila ideal?

Como es lógico, cuanto más pequeña sea la mochila, mejor, porque menos cargaremos. De hecho, si escogemos una mochila muy grande, lo más seguro es que la carguemos hasta arriba y solo haga que llevemos más cosas de las necesarias. Así que ojito with this.

El tamaño ideal está entre los 35L y los 45L. Aunque las nuestras eran de 50L, pero no las llenamos del todo.

¿Cuánto peso se recomienda llevar?

Lo mejor es que no debe superar el 10% de nuestro propio peso. Hemos de olvidarnos de los “por si acasos”, porque el peso al andar va a hacer que nuestro Camino sea de una calidad u otra.

Distribución del peso: las cosas que sean más ligeras y, sobre todo, que no vayas a usar, ponlas al fondo del todo. En la parte del medio, pegado a la espalda, lo de más peso, y arriba del todo, lo que vayas a usar más. Luego, en los bolsillos laterales, las cosas tipo complementos (gafas de sol), el compeed para las ampollas, y la comida.

Qué llevar en la mochila del Camino de Santiago: La Rioja

¿Por qué es importante que sea ligera?

Si la mochila en sí antes de meter nada ya pesa, mal vamos. Así que procura que pese lo menos posible.

Zonas acolchadas, para que tu espalda no sufra

Ideal también que la mochila cuente con zonas acolchadas en la espalda y en los tirantes, porque hará que el transporte nos resulte más cómodo.

¿Quieres hacer el Camino y no sabes por dónde empezar?

✅ Si buscas una empresa especializada en el Camino, échale un ojo a la web de Viajes Camino de Santiago. Ellos gestionarán tu alojamiento, la credencial y transportarán tu equipaje para que te dediques solo a disfrutar de la experiencia. Además, ofrecen otros servicios como monitores 24h, y un vehículo de apoyo por si acabar la etapa se te hace cuesta arriba.

Con hebillas, mejor

Para mí, es imprescindible que la mochila tenga una hebilla para abrochar a la altura del pecho y otra en el cinturón de la parte de abajo, en la cadera. Y te cuento por qué.

El Camino son muchas horas y parece que no, pero los hombros no suelen poder soportar el peso durante todo ese rato. Así que tendrás que jugar a cargar el peso en distintas partes del cuerpo durante tus etapas. Cuando veas que tus hombros dicen hasta aquí, tendrá que encargarse el pecho de tirar, y lo mismo con la cadera.

También compartimentos y cremalleras

Cuantos más bolsillos tenga, mejor. Así nos ayudará a distribuir las cosas y que sean más accesibles y fáciles de encontrar. Por ejemplo, el bolsillo pequeño que tenía en el cinturón de abajo me ayudó a usarlo de riñonera y poder llevar ahí la cartera cómodamente. Uno en la parte superior también es muy útil para llevar la credencial a mano.

Qué llevar en la mochila del Camino de Santiago: Nájera

Ahora que tenemos claro qué mochila usar, llegamos a la parte crucial que determinará el peso que llevaremos. Por eso he hecho una lista a modo de checklist de todo lo que yo llevé y las razones de por qué, y también de lo que no llevé, pero es recomendable llevar.

Qué llevar en la mochila del Camino de Santiago: el saco de dormir, ¿sí o no?

En el limbo de la necesidad tenemos que hablar del saco de dormir y la funda de almohada.

En mi experiencia, no lo necesité porque mi Camino lo hice pensando en no ir a albergues, por lo que en los hostales y pensiones no se necesita.

Pero a mi parecer, casi la mayoría de gente que va al Camino piensa dormir en albergues, por múltiples razones. Por lo que, si es tu caso, entonces el saco de dormir y la funda de almohada son totalmente vitales.

 Aquí tienes mucha más información sobre dónde dormir en el Camino de Santiago

El tipo de saco también dependerá de la época del año en la que hagas el Camino. Si es verano, con este, extremadamente fino y ultraligero tendrás bastante, y si es invierno, tendrá que ser uno más gordito, como este. Yo me he comprado los 2, por si alguna vez voy al Camino y decido llevarlos.

Eso sí, si como yo, tu intención es no ir a albergues, te recomiendo que no lo lleves porque yo no lo necesité para nada y es un peso y espacio tonto que te evitas.

Y lo mismo te digo, si en tu Camino sientes la necesidad o la curiosidad de quedarte en algún albergue, siempre puedes comprarte un saco cuando ya estés en el Camino.

Qué llevar en la mochila del Camino de Santiago: Galicia

Qué llevar en la mochila del Camino de Santiago: los imprescindibles

Teléfono móvil + Cargador: Creo que no hace falta explicar por qué es necesario.

Credencial + Funda para credencial: Será tu pasaporte de peregrino durante la ruta, con la que sabrán que eres un peregrino, y si vas a dormir a los albergues, para que te den plaza lo necesitas sí o sí.

Con funda de la credencial me refiero simplemente a meter la credencial en una funda o carpeta de plástico porque siendo de papel, es muy frágil y es fácil que se te moje o se te manche. Y no queremos eso. No, señor.

En este post te cuento todo sobre la credencial, los sellos y la Compostela.

Monedero (no cartera): Para llevar toda la documentación, lo mejor es hacerte con una carterita pequeña que tenga espacio para unas pocas tarjetas y las monedas. Así no ocupará nada de espacio y la tendrás a mano. Si tu mochila tiene un bolsillo en la parte donde se abrocha la hebilla de la cadera, guárdala ahí.

Tarjeta bancaria: la mejor opción para ir pagando tus gastos del Camino (y de cualquier viaje). Siempre que puedas, úsala y te ahorrarás ir a tantos cajeros.

Dinero en efectivo: en el Camino pasaremos por infinidad de pueblitos y lugares donde compraremos cosas pequeñas y por lo tanto el dinero en efectivo es una necesidad. Y por supuesto, para pagar en los albergues, si es que vais, no creo que admitan tarjetas. Por mi experiencia, hasta en hoteles de varias estrellas me pedían pagar en efectivo.

Además, en el Camino de Santiago es muy típico que haya lugareños ofreciéndote algo en la puerta de sus casas, y tanto a ellos como a los hospitaleros de los albergues de donativo tendrás que darles la voluntad.

Mi recomendación es que siempre que tengas oportunidad de sacar dinero en un cajero, lo hagas. Nunca sabes si más adelante tendrás opción. Y quedarte sin cash puede ser un mal trago.

Tarjeta sanitaria: imprescindible si te pasa cualquier cosa y necesitas ir a un centro de salud.

 Que el COVID-19 no te impida caminar

IATI, la compañía de seguros en la que nosotros confiamos, ha actualizado sus pólizas para que cubran cualquier improvisto que el Coronavirus te pueda ocasionar.

Se hacen cargo de los gastos de hotel por cuarentena y de anulación del viaje si das positivo. Y si eres de fuera de España, te cubre también la repatriación y la cuarentena por cierre de fronteras que te impidan volver a casa. Así que pasa de problemas y contrata tu seguro de viaje COVID de IATI con un 5% de descuento por ser un viájaro.

Documento de identidad: imprescindible para ir documentado.

Cantimplora: será necesaria para ir llenándola cuando veas fuentes. Llévala siempre llena porque de nuevo, nunca sabes si más adelante vas a necesitar agua. Nosotros llevábamos las básicas de Decathlon.

Concha de vieira: el signo de distinción del peregrino. Llévala colgada de la mochila. Se puede conseguir en las Asociaciones de Amigos del Camino de cualquier ciudad o en tiendas de peregrinos.

Cuchillo o navaja: parece que no, pero seguro que te salva de muchas. Te lo digo por experiencia. Es un utensilio pequeñito y por eso llevarlo es un must.

Gafas (de vista o sol) y funda: si usas gafas de vista o lentillas, obviamente no hay opción de no llevarlas. Y las gafas de sol son realmente necesarias para poder caminar más a gusto cuando haga un sol radiante. Aunque solo sea por la marca chula que se te quedará en la cara cuando vuelvas del Camino.

Para transportarlas, yo recomiendo una funda blandita para que no pese ni ocupe.

Funda impermeable para la mochila: cuando se ponga a llover, aparte de taparte tú con un chubasquero, es importante cubrir la mochila con uno porque si se moja todo lo que llevamos, luego ya verás qué guay. Llegar a dormir y que esté la ropa empapada no creo que haga gracia.

Bastones de senderismo: Lo típico, yo creía que la gente los llevaba por puro postureo. Y nunca supe que fueran a ser tan necesarios hasta que me vi en la tesitura. Nosotros llevamos un bastón para cada uno, “por llevar”, concretamente los de 4€ de Decathlon. Y acabamos comprando un par más como estos a lo largo del Camino.

Extra obligatorio a causa del Covid-19

Mascarillas y gel hidroalcohólico: aunque os diré que yo hice el Camino en 2019, antes de todo, y ya llevé un gel hidroalcohólico pequeñito.

Qué llevar en la mochila del Camino de Santiago: animales en Galicia

Qué llevar en la mochila del Camino de Santiago: cosas de aseo y botiquín

Cepillo + pasta de dientes: nosotros llevamos un cepillo de los plegables para que ocupara menos, y una mini pasta de dientes. Cuando se termine, tranquilos que no estamos perdidos en el Amazonas y tendremos mil sitios donde comprar más.

Desodorante: uno pequeñín de los de viaje.

Ibuprofeno/paracetamol: siempre hay que llevar algo de esto por si nos entran dolores repentinos, y también para calmar dolores musculares.

Omeprazol: para los dolores estomacales e intestinales.

Tapones de oído: si sois gente susceptible a dormir mal por los ruidos del ambiente, entonces entenderéis el porqué de este artículo.

Lo primero es que en los albergues dormiréis con otras 20 o 30 personas fácil y, por lo tanto, imaginaos el ambiente nocturno que os espera. Y en los hostales o pensiones, muchas veces os pasará como a mí, que estarán ubicados en una calle ruidosa o simplemente las paredes serán de papel y no pegaréis ojo si los de la habitación de al lado deciden que no duermas. Así que los tapones son 200% necesarios. Ocupan nada y os salvan de mucho.

Os recomiendo MUY MUCHO estos, que son de silicona y se adaptan super bien al oído.

Compresas, tampones y salvaslips (para mujeres): también es obvio por qué. Pero 4 o 5 nada más.

Gasas: para curar heridas o lo que surja.

Esparadrapo: hace de tiritas, pero más resistentes, y también puedes vendarte ciertas partes de los pies para evitar ampollas.

Antiséptico (Betadine): para curarnos en un momento dado si hay un accidente.

Crema solar: muy importante si os esperan días de sol como a mí. Yo llegué a quemarme la oreja por no ponerme suficiente crema solar.

Cuando salgáis por la mañana, poneos en la cara y las zonas que vayan a estar descubiertas, y luego durante la etapa lo mejor es que os pongáis más.

Vaselina o crema para la piel: imprescindible para evitar o reducir ampollas. La gran mayoría de gente usa vaselina, pero yo usé esta crema para piel seca que me recomendó una farmacéutica peregrina y me fue genial. No me salió ni una ampolla.

Compeed ampollas: muy buena solución para las ampollas. Si os sale una, os podéis poner un compeed para seguir caminando.

Aguja e hilo: un mini kit del de los hoteles con aguja e hilo por si hemos de tratar alguna ampolla es totalmente imprescindible. Yo perdí mi kit y acabé pidiéndole aguja e hilo a un propietario de un hostal.

 Aquí te dejo todos los consejos para hacer el Camino de Santiago a pie.

Mechero: para desinfectar la aguja.

Manta térmica de montaña: siempre hay que llevar una por si nos da una pájara en mitad del monte.

Chanclas: imprescindibles para las duchas en los albergues, o sitios que den grimilla. Mi recomendación es que llevéis sandalias que no sean “de dedo”, así podréis usarlas con unos calcetines como calzado para el descanso. (Sí, la pintas son tremendas, pero aquí hay que ser práctico).

Champú: para ducharse.

Gel de ducha (es opcional): lo pongo en la lista porque puede ser imprescindible para muchos. En mi caso, lo que hice fue usar el champú como único jabón.

Cepillo de pelo: para gente con el pelo largo, totalmente imprescindible.

Toalla secado rápido: os hablo de las de microfibra. Comprad una que sea no muy grande, porque será suficiente para secar bien, y os ocupará mucho menos.

Pañuelos de papel: En realidad siempre llevamos un paquetito encima, así que en el Camino no vamos a ser menos. También se puede llevar un rollo de papel higiénico, pero es más incómodo y ocupa más.

Qué llevar en la mochila del Camino de Santiago: Cirauqui, Navarra

Qué llevar en la mochila del Camino de Santiago: ropa según la temporada

Con la ropa tendremos el dilema de si vamos a ir en una época del año o en otra. De modo que he hecho 2 listas:

Kit de verano

1 pantalón largo: lo mismo que el pantalón corto.

1 pantalón corto: el mío era tipo leggin y en el caso de mi hermano, una malla deportiva.

Consejo de Odiseo, nuestro viájaro experto

✅ Si podéis haceros con un pantalón que tenga bolsillos como este, podréis llevar el móvil muy a mano y otras cosas útiles como unos pañuelos.

2 calcetines de senderismo (sin costuras): Después del calzado, sería lo siguiente más importante, de esas cosas en las que no hay que escatimar. Luego os arrepentiréis si no camináis cómodos, y no es fácil encontrar tiendas para comprar calcetines adecuados.

Se recomienda que sean calcetines sin costuras, aunque nosotros usamos unos así y nos fueron muy bien. Con llevar dos pares sobra.

1 par de calcetines de descanso: cuando lleguéis a los albergues u hostales, agradecéis poder poneros unos calcetines cómodos y suaves.

3 calzoncillos (para hombres y mujeres): Recomendación un tanto extraña pero muy, muy útil: yo llevé calzoncillos tipo boxer en vez de bragas, y os aseguro que es mil veces mejor. Evitaréis rozaduras en las ingles cuando andéis y son más cómodos.

Gorra o visera: cuando haga sol y lo llevéis de cara, será el mejor artilugio inventado. Y cuando llueva, también la usaréis para que las gotas no os caigan en la cara.

2-3 camisetas manga corta: cuanto más anchas sean, mejor. Nada de apreturas.

1 top deportivo (para mujeres): nada de sujetador.

1 chubasquero: imprescindible para la lluvia. Si es tipo poncho mejor, pero nosotros llevábamos uno normal.

Ropa cómoda para dormir: simplemente una camiseta y pantalón cómodos que estén destinados a cuando estéis ya duchados y os vayáis a dormir cada día. Así no lo sudaréis.

Qué llevar en la mochila del Camino de Santiago: San Martín del Camino

Kit de invierno a añadir

1 forro polar: para poneros encima de la camiseta térmica y combatir el frío del invierno.

1 camiseta de manga larga térmica: una de esas que va pegada al cuerpo. Para invierno, muy necesaria. Si van a ser días de bastante frío, mejor llevar quita y pon.

1 braga de cuello: imprescindible para que la garganta no sufra.

1 abrigo ligero e impermeable: digo ligero por varias razonas. La primera es que, llevando capas calientes debajo, de nada sirve que llevemos un abrigo gordo que nos va a estorbar más que a calentar. Y porque cuanto más pequeño sea el abrigo, más posibilidades habrá de doblarlo y transportarlo cómodamente.

En nuestro Camino, cometimos el error de llevar un abrigo muy grande que etapas más tarde tuvimos que enviar a casa por correo, porque era inviable.

que llevar mochila camino Santiago

Qué llevar en la mochila del Camino de Santiago: cosas opcionales útiles

Detergente: Normalmente hay siempre detergente en las lavanderías. Por lo que si, como nosotros, lavas ahí siempre, no te hará falta. Pero, si decides dormir en albergues, tendrás que llevarte detergente, bien en una botella pequeña o en capsulas.

Bolsas organizadoras de ropa: esto ya es cuestión de cuánto de ordenados seáis. A mí me gusta llevar las cosas separadas en bolsas y así poder encontrar lo que quiero rápidamente.

Bolsa ropa sucia: algo de tela para ir metiendo lo sucio y luego lavarlo.

Cinta para la cabeza o Buff: diría que es imprescindible, pero bueno, eso ya cada uno sabrá. Te sujeta el pelo, te para el sudor hacia la frente, te cubre las orejas para que no se quemen, etc.

Frontal de luz: hoy en día con los móviles también tenemos linternas, pero si vais a hacer etapas de noche será imprescindible. Solo fue nuestro caso en una ocasión.

Ladrón de enchufes: para tener la garantía de poder cargar el teléfono siempre con un solo enchufe.

Batería externa o powerbank y cable: si tenéis un móvil con una batería mediocre, la necesitaréis.

Pinzas de depilar: lo de siempre, no cuesta nada llevar unas por si hay algún pelillo rebelde.

Toallitas húmedas: yo diría que son imprescindibles, pero eso dependerá de las necesidades de cada uno.

Pinzas de la ropa: los peregrinos las usan para colgar la ropa de las mochilas cuando aún está mojada. Nuestro caso no fue.

Libreta: buen complemento para recopilar anécdotas de la experiencia.

Bolígrafo o lápiz: imprescindible si queréis ir anotando cosas en alguna libreta.

Un kindle o libro electrónico. Mi hermano se lo llevó, y por lo que pesa, merece mucho la pena para entretenerse. Además, desde este enlace tendrás disponible GRATIS todos los libros que quieras durante 30 días. Lo usas durante el Camino y luego te das de baja. Así no pagarás nada.

Cuchilla de afeitar: lo mismo que las pinzas de depilar.

Bañador: por si es verano y os apetece bañaros en algún río, piscina o mar.

Fundas impermeables para calzado. Yo compré estas fundas impermeables que cubren el pie por completo. Aunque son algo incómodas, es una buena opción por si llueve muchísimo y no llevas un calzado muy impermeable. Pero os recomendamos también estas polainas, por si prefieres algo menos voluminoso.

Pantalón chubasquero: por si vuestro chubasquero solo os cubre hasta la cintura y no queréis mojaros los pantalones.

Pantalón calentito (tipo felpa): os habla una persona friolera, y por mi experiencia os diré que algunas noches hubiera pasado mucho frío de no ser por este pantalón que me llevé.

Guantes: en mi Camino de invierno, fueron un imprescindible.

Crema hidratante: al principio no llevamos, pero tras muchos días de Camino casi que se nos estaba agrietando la piel, así que decidimos comprar una crema pequeñita y llevarla.

Cacao de labios: lo mismo que la crema hidratante.

Candado: para los albergues, la gente lleva uno y así se asegura de que nadie les abre la mochila.

Auriculares: nos salvarán escuchando música o podcasts (o audiolibros) para evadirte en las monótonas llanuras castellanas.

Secador de pelo: puede parecer una tontería, pero no lo es tanto. En mi caso, al ir a hostales no tuve problemas para conseguir uno, pero en los albergues es otra cosa. Una peregrina llevaba este secador pequeñito y muy ligero en la mochila y yo me lo compré siguiendo su consejo y lo llevé en mi siguiente Camino. Pesa nada más que 300 gramos.

Esterilla: útil para aquellos que duermen a la intemperie o en el suelo de pabellones de donativo. En nuestro caso no podemos opinar porque no tenemos la experiencia.

Una mochilita pequeña, bolsa o riñonera: en mi caso no lo llevamos y lo echamos en falta cuando dejábamos la mochila en el hostal y salíamos a la calle.

que llevar mochila camino Santiago

Imprescindible nivel Top 2: El mejor calzado para el Camino de Santiago

Qué calzado llevar al Camino de Santiago es el otro imprescindible indiscutible de esta experiencia que no podemos elegir a lo loco. Así que allá van todas las cosas a tener en cuenta:

El mejor calzado para el Camino de Santiago: ¿zapatillas o botas?

Entramos en el eterno debate de si es mejor usar zapatillas de trekking/running o botas.

Pero en mi caso te diré que recomiendo unas zapatillas de trekking, o de running, bien cómodas y USADAS, antes que unas botas. En mi Camino de marzo-abril usé este tipo de calzado y me fue de 10.

Las botas tienen la ventaja de que son más impermeables pero la desventaja tremenda de que son más duras y te ocasionarán rozaduras seguro.

Además, te diré una cosa. Y es que el Camino de Santiago no es una ruta de montaña. Tiene partes de montaña, sí, pero luego otras por asfalto, pistas de tierra, de piedras, etc. De modo que las botas de montaña para el asfalto, por ejemplo, no serán más que un estorbo.

Otros peregrinos optan por usar sandalias abiertas con calcetines. Desconozco esta opción, pero suena cómoda.

qué ver y hacer en Galicia

NUNCA a estrenar

Aquí no hay debate que valga. Lo primordial absolutamente es que ese calzado que uses ya lleve unos cuantos kilómetros encima.

Una talla más, ayuda

Mejor si llevas alguna talla de más, porque así el pie irá menos apretado y no habrá riesgo de rozaduras. Tampoco ir suelto, porque entonces hay más riesgo de lesiones. Como referencia, haz la siguiente prueba: tu dedo debería caber entre el talón y la zapatilla.

No escatimes en calcetines

Y como ya te he contado antes, unos buenos calcetines también lo son todo. Consejo muy importante: nunca uses calcetines cortos, de los que llegan sólo hasta donde acaba el pie.

¿Es mejor llevar un calzado de repuesto?

Obviamente como ser mejor es, porque así en caso de que tengas algún problema con el que llevas, sabes que tienes recambio. Pero no te recomiendo que lo hagas, una vez más por el peso de la mochila. En su lugar, usa mejor un cambio de calcetines o unas fundas impermeables para calzado.

El camino francés Pamplona

Consejos prácticos generales sobre qué llevar en la mochila del Camino de Santiago

  • Hacer la mochila para el Camino de Santiago es bastante complicado y lleva su tiempo. Si es la primera vez, como era la mía, nunca estaréis satisfechos con lo que os lleváis y puede que tengáis miedo, pero no debe ser así. Veréis que la vida no es tan complicada.

  • Las recomendaciones que damos en este post son basadas en experiencias personales y cercanas, pero cada persona es un mundo y puede haber necesidades muy diferentes.

  • El peso de la mochila LO ES TODO. Seguramente salgáis a hacer algunas caminatas habiendo cargado la mochila (más de lo normal) y penséis, bueno, no me molesta tanto. Pero la realidad es que repetir día tras día con ese peso a la espalda va haciendo mella y por eso es vital llevar lo menos que se pueda.

  • El Camino de Santiago está en España (en su gran mayoría, y lo que la gran mayoría de gente camina) y, por lo tanto, no vamos a tener problemas para encontrar cualquier imprescindible, si lo necesitamos. Es mejor cargar con el menor equipaje posible cuando salgamos y si en el Camino vemos que tenemos necesidad de algo, siempre podemos comprarlo por ahí.

  • Si por el contrario hemos decidido cargar con algo y tras unas cuantas etapas vemos que ha sido un error traerlo, os animo a que os acerquéis a una oficina de Correos y mandéis un paquete con las cosas que no necesitéis. Vuestra espalda os lo agradecerá.

  • Si os preguntáis sobre qué mochila comprar para el Camino de Santiago en cuestiones de precio, os habla una persona que ha hecho el Camino completo con la mochila más barata, simplemente teniendo en cuenta que cumpliera con las necesidades que te cuento arriba. Y solo puedo decir que me fue perfecta y que sigue entera, lista para más retos. De modo que como no soy ninguna experta en senderismo, nunca voy a recomendar gastar dinero en una mochila cara, aunque seguramente pueda tener sus ventajas.

  • En relación con lo de arriba, os diré que todo lo que yo llevé al Camino lo compré en Amazon, y si no, en Aliexpress o en Decathlon.

  • Sobre la cantidad de ropa que llevar, quizá os preguntéis, pero ¿cómo voy a estar yo un mes con 3 camisetas? Pues sí, porque en los albergues hay lavadoras, y en la mayoría de pueblos hay lavanderías con secadoras. Hay que aprender a administrarse con lo mínimo.

  • Para las mujeres, no llevéis ni maquillaje ni pendientes ni ningún accesorio que se le parezca.

  • Mi último consejo es un topicazo, pero creedme que no es postureo ni nada, está bastante cerca de la realidad. El Camino te dará lo que necesitas, así que, como regla general, no te preocupes por nada. Tampoco seas un cabra loca y organízate bien antes de ir, porque te ahorrarás algún disgustillo. Pero en general, la idea es esa. Todo lo que necesites, lo encontrarás allí.
Camino vasco del interior Burgos

Espero que toda esta información sobre qué llevar en la mochila del Camino de Santiago te haya ayudado a despejar dudas. Te dejamos aquí más artículos que te ayudarán a organizar tu Camino:

 ¿Quiéres saber más cosas sobre el Camino de Santiago?

Si quieres seguir aprendiendo cosas sobre el Camino de Santiago, te recomendamos que te unas a nuestro grupo de Facebook del Camino de Santiago, donde nosotros y otros muchos viájaros peregrinos comparten sus aventuras y consejos.

Y, por supuesto, puedes dejarnos un comentario y seguirnos en nuestras redes sociales:

¿Estás pensando en hacer el Camino de Santiago?

Las mejores opciones de hostales al mejor precio aquí

Busca el mejor billete de tren o autobús aquí

Encuentra vuelos baratos aquí

5€ de descuento en tu transporte al Camino de Santiago aquí

Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí

¿Quieres hacer el Camino y no sabes por dónde empezar? Infórmate aquí

Las mejores guías del Camino aquí

COMENTARIOS

4 respuestas

  1. Tomo nota. En mi lista tenía casi todo lo que decís que es necesario, pero se me escaparon un par de detalles que ponéis aquí.
    Muchas gracias

    1. Muchas gracias, Rafael.

      Nos alegra que el post te haya sido útil.
      La verdad es que hacer la mochila para el camino es una de las tareas más complicadas e importantes. Si tienes cualquier otra duda, no dudes en escribirnos.

      Un saludo,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email